¡Lo siento, no se encontraron publicaciones!

Filtrar

  • No hay categorías

¿Necesitas inspiración?

Hemos desarrollado un interesante buscador donde puedes colocar una palabra o frase cualquiera y ver, automáticamente, qué han escrito sobre ella algunos autores muy interesantes (clásicos y no). Estamos trabajando duro para aumentar la cantidad de obras y autores.

Prueba con algo como: contrarrelojamantePicassolímitejirafafantasíacosmosÁfricalogística

En ESTE LINK tenemos un buscador más cómodo.

Al azar

maria luisa bombal

¡Qué absurdos los hombres! Siempre en movimiento, siempre dispuestos a interesarse por todo. Cuando se acuestan dejan dicho que los despierten al rayar el alba. Si se acercan a la chimenea permanecen de pie, listos para huir al otro extremo del cuarto, listos para huir siempre hacia cosas fútiles.

María Luisa Bombal, Las islas nuevas 

girolamo-savonarola

Los tiranos son incorregibles porque son orgullosos, porque aman la lisonja y no están dispuestos a restituir las ganancias mal adquiridas. El tirano acostumbra a distraer al pueblo con fiestas y desfiles para que piense en sus diversiones y no en los propósitos.

Girolamo Savonarola

Francisco Brines

Pensáis que yo estoy vivo porque canto con viva voz, junto al que escucha, un sueño que pudiera ser vuestro y sólo es mío. Bien muerto estoy, pues ni siquiera hay llanto después de este dolor, y no soy dueño suyo. No tiene mar mi pobre río.

Francisco Brines

calderon de la barca

¿Quién, en naciendo, no vive sujeto a las inclemencias del tiempo y de la fortuna? ¿Quién se libra, quién se excepta de una intención mal segura, de un pecho doble, que alienta la ponzoña de una mano y el veneno de una lengua?

Calderón de la Barca, A secreto agravio, secreta venganza

gorky

Tenía tan prietos los labios que casi no se le veían, sus ojos desencajados miraban tristes hacia adelante con expresión de fatalidad, pero parecía ciega. Aunque no podía decirse que fuese fea, percibíase claramente en ella una tensión que la desfiguraba como si estirase todo su cuerpo y le contrajese el rostro hasta causarle dolor.

Máximo Gorky, Por el mundo 

Ngũgĩ wa Thiong’o

Llego a la primera hilera de casas. Ante la escasez de hombres, que se han echado al monte o están entre rejas, las mujeres han tenido que sumar nuevos roles a los de siempre: alimentar y vestir a los niños, ir a por agua, tra- bajar en el campo, alargar la mano para cobrar una paga exigua y construir. Construir casas nuevas. Convertirlas en nuevos hogares. No tienen tiempo ni para inspeccio- nar el fruto de su trabajo. Hace falta un extraño, como yo, para ver aquello que ellas no alcanzan a ver. Todas las chozas están a medio construir, unas más avanzadas que otras. Milicianos armados patrullan los senderos del nuevo asentamiento.

Ngũgĩ wa Thiong’o, En la casa del intérprete

ludwig-wittgenstein

Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente.

Ludwig Wittgenstein

murakami

Una semana después aún no había recibido noticias suyas. No la vi en las clases de la universidad, ni me llamó. Cada vez que volvía a la residencia miraba si tenía algún recado, pero no me había llamado nadie. Una noche, para cumplir mi promesa, intenté masturbarme pensando en Midori, pero no resultó. No me quedó otra solución que, a medias, sustituirla por Naoko, pero ni siquiera la imagen de Naoko fue de gran ayuda. Acabé sintiéndome estúpido y desistí. Me tomé un vaso de whisky, me lavé los dientes y me acosté.

Haruki Murakami, Tokio Blues

juan_zorrilla_de_san_martin

Lo importante no es tener muchas ideas, sino la idea oportuna en cada caso.

Juan Zorrilla de San Martín

Hugues_Felicité_Robert_de_Lamennais

El movimiento veloz que agita el mundo no se oye sino andando.

Felicité de Lamennais